Ciudad de La Plata,
Buscar:
Policiales

En la fiscalía de Fernando Cartasegna no encuentran la causa de Miguel Bru

La irregularidad fue detectada tras la auditoría que se ordenó desde Procuración


Otro escándalo en ciernes. La auditoría que se realiza en la dependencia judicial que Fernando Cartasegna encabezó hasta el día en que casi lo estrangulan, ordenada por la Procuración bonaerense, detectó la desaparición de una causa muy sensible: la que lleva adelante la búsqueda del cuerpo del estudiante de Periodismo, Miguel Bru, torturado y asesinado en 1993.

Ayer una calificada fuente de tribunales confirmó esa información a EL DIA y también admitió que el hecho “genera ruido interno y bastante fuerte”.

De todas formas, nadie por estas horas se atrevió a ensayar conjeturas o lanzar hipótesis, ya que el inventario de expedientes está lejos de finalizar y “puede ser que lo ubiquen en alguna otra parte”, agregó.

La causa Bru, según reconoció el mismo vocero, es muy voluminosa, con varios cuerpos y anexos, y no pasa fácilmente desapercibida, “ni siquiera a la vista”.

Por eso es llamativo: hace casi un mes que están revisando en detalle cada rincón de la fiscalía y el expediente de Bru no está por ningún lado.

Como se recordará, el fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, acaba de denunciar la existencia de presuntas irregularidades en el ámbito de la UFI 4, precisamente por la ausencia de algunos efectos. Pero de Bru nadie había hablado. Hasta ayer, que la noticia se filtró.

En la presentación del fiscal general, que ahora tiene a su cargo Marcelo Romero, además se precisó que en un armario de un despacho de Cartasegna había varios elementos de causas iniciadas sin rótulo y desordenados.

Ante esa situación, que consideraron de una gravedad manifiesta, Vogliolo decidió desplazar a cuatro funcionarios judiciales, los reasignó en otras dependencias y dio impulso al sumario administrativo.

Romero, por su parte, en todos estos días le tomó declaración a todos los empleados, a quienes consultó sobre la forma de trabajo.

En ese sentido, voceros judiciales indicaron que “los empleados dieron detalles sobre el organigrama funcional de esa dependencia del ministerio público, y el grado de responsabilidades sobre los efectos, que termina en el secretario de la fiscalía, único responsable de ellos, es decir, de todo lo relacionado a la prueba y las causas, sobre las que responde como fedatario, como una especie de escribano de la UFI”.

Además explicaron que ahora se realizará una “especie de arqueo para determinar fehacientemente si hay faltantes, y, en caso de ser así, de qué elementos se tratan”.

DESDE 2010

Según las fuentes consultadas, Cartasegna se hizo cargo de la búsqueda de Miguel Bru hace unos siete años. Pero en todo ese tiempo no se obtuvieron respuestas para tantos interrogantes.

Incluso, en el marco de esta pesquisa, ya se realizaron unos 40 operativos para intentar dar con los restos de Miguel, dos de los cuales pertenecen al período del fiscal licenciado: uno en Berisso y otro en un terreno ubicado en diagonal 77 y 10 de La Plata, ambos con resultados negativos.

FUERTE ENFRENTAMIENTO

Rosa Schonfeld de Bru, la mamá de Miguel, hace tiempo que estaba enfrentada a Cartasegna. Y no tuvo reparos en admitirlo.

“Nosotros queremos que el fiscal Fernando Cartasegna se excuse, aunque él no se va a excusar, porque ya me lo ha dicho más de una vez. Nosotros necesitamos que esto cambie de fiscal, porque no le interesa la búsqueda de Miguel”, mencionó en su oportunidad ante los medios de prensa.

“Ese desinterés lo demostró en muchísimas oportunidades, ya que ha descartado por sí solo la posibilidad de investigar datos”, añadió.

La mujer dijo también que “cada vez que Cartasegna mandaba a hacer un rastrillaje me enteraba por los medios”.

Por este caso, hubo un juicio oral y público, al que llegaron varios policías (ver aparte). Hubo fuertes condenas, pero el dolor de la familia sin duda no termina, ya que nunca se supo dónde quedó el cuerpo.

Se dijo en algún momento que Abrigo, uno de los sentenciados que murió en la cárcel, se llevó ese secreto a la tumba.

Hubo vigilias, actos y manifestaciones junto a agrupaciones sociales y de Derechos Humanos. Pero la causa parece empantanada. De hecho, hace bastante tiempo que no se han obtenido nuevos indicios que permitieran avanzar, de una buena vez, hacia el esclarecimiento que reclama la familia Bru.

EL DÍA




Au La Plata