Ciudad de La Plata,
Buscar:
Locales

Accionarán en la Justicia contra los padres de los menores por las falsas amenazas de bomba

En Berisso ya anticiparon que iniciarán acciones por el caso de la alumna identificada y la misma estrategia seguirían en otros distritos. En el Normal 1 crece la preocupación.


Convertidas en un dolor de cabeza para las comunidades educativas, las falsas amenazas de bomba siguen alterando las rutinas escolares en toda la Región. Y mientras en algunos colegios proponen no entrar a clases hasta que les pongan un freno, en la comuna berissense decidieron ir a fondo con una estrategia que ya se había delineado para el resto de los distritos de la Provincia: accionar contra los padres de los menores identificados como los autores de los falsos alertas.

 

Tras la identificación de una alumna de 13 años como posible autora de las amenazas de bomba a la Escuela Secundaria N° 1 de Berisso, autoridades de esa comuna informaron que “serán los padres de la menor quienes deberán responder ante la Justicia por los daños y perjuicios ocasionados”. La medida se toma en una semana en la que las amenazas de bombas en establecimientos educativos enloquecieron a padres, alumnos y docentes.

 

Ayer a la mañana el titular de la Subsecretaría de Seguridad berissense, Hugo Dagorret, sostuvo que “como el delito lo cometió una menor, quien está a disposición de la fiscalía del menor, los padres serán quienes responderán por los daños y perjuicio provocados a toda la comunidad de Berisso”.

 

En ese sentido, el funcionario adelantó que “si bien no son penalmente responsables lo que vamos a hacer nosotros es una acción judicial en el ámbito civil”.

 

Dagorret enfatizó ayer que “nosotros tenemos que cortar de raíz con este tipo de hechos para que no se naturalicen”.

 

Asimismo, indicó que por ser una menor la que habría cometido el delito, a través de la Secretaría de Acción Social se recurriría a un gabinete de asesoramiento dispuesto para atender esos casos.

 

No obstante explicó que “este es el comienzo, es la punta de la madeja”, ya que “se están avanzando en otros procedimientos sobre los cuales por el momento no podemos dar precisiones”.

 

El funcionario del área de Seguridad berissense recordó que el martes a las 18 se les notificó del resultado de una investigación que dio positivo. “Una menor de edad, de 13 años, que vive en el barrio Náutico fue la que efectuó la llamada. Tenemos detectadas dos llamadas, una del 2 de mayo y otra el día 18 de mayo del mismo número de teléfono que pertenece a la empresa Movistar. Gracias a la DDI de delitos informáticos se pudo dar con la persona que es la titular de este número”, apuntó el funcionario.

 

Dagorret precisó que se trabaja sobre otras tres líneas con las que se habrían realizado llamados similares, esas tareas podrían dar con otros responsables de ese tipo de hechos.

 

“Las investigaciones siguen porque hasta la fecha llevamos unos 30 días de llamados, tal cual también ocurre en otros distritos de la zona”, dijo el funcionario.

 

Como se sabe el martes las amenazas de bombas paralizaron a las escuelas secundarias 1 y 2 y a la Técnica 2, de Berisso. Ayer también hubo intimidaciones. Según informó ayer la Policía, cerca de las 8:30 tuvieron que evacuar a los chicos que asisten a la Escuela Industrial Nº 2 de Berisso, ubicada en 12 y 169.

 

Y fue por segundo día consecutivo, ya que el martes también debieron activar un operativo para sacar a los alumnos ante un llamado telefónico que alertó sobre una posible explosión.

 

El personal policial tomó conocimiento vía radial de la intimidación en ese establecimiento educativo y personal motorizado se desplazó hasta el lugar para aplicar el protocolo para ese tipo de eventos.

 

En ese marco, se evacuó al alumnado del colegio, se presentó el cuerpo de Bomberos Voluntarios de esa localidad, al igual que Defensa Civil y Peritos en Explosivos.

 

Luego de una exhaustiva inspección del establecimiento, se determinó que no había explosivos.

 

EN EL NORMAL 1

 

La preocupación está latente entre los padres de los establecimientos de la Región más afectados por las amenazas. Quienes tienen hijos en el jardín de Infantes del colegio Normal 1 decidieron que desde de ayer no enviarían a los niños a clases hasta que se tomaran medidas de prevención.

 

“La primer amenaza fue el 5 de marzo, luego sistemáticamente entre mayo y junio hubo otras siete”, resumió una madre para expresar la gravedad del hecho.

 

Como se recordará, tiempo atrás el gobierno bonaerense decidió promover una demanda por daños y perjuicios contra los padres de aquellos alumnos menores de edad que sean identificados como autores de amenazas de bombas a las escuelas.

 

Eso fue tras el aumento exponencial que se verificó desde septiembre pasado en ese tipo de intimidaciones, que sumaron 2.400 en poco más de un mes.

 

Se informó que si bien las amenazas de bomba no se podían prevenir, cada vez que sucedieran estarían en las escuelas para preservar la vida de los chicos y los docentes.

 

En ese momento el gobierno que encabeza María Eugenia Vidal anunció su decisión de llevar a la Justicia a los tutores de quienes realicen las intimidaciones.

 

La medida fue tomada por el aumento de amenazas en los colegios bonaerenses que treparon a 2.400 en el lapso que transcurrió desde el 1 de septiembre al último 4 de octubre, según las fuentes.

 

Se advirtió que una amenaza de bomba en una escuela no es una broma, es un delito y se aclaró que eso está penado por la ley.




Au La Plata