Ciudad de La Plata,
Buscar:
Locales

Sigue la ola de secuestros virtuales en La Plata y crece la preocupación

En los últimos días denunciaron más de una decena de llamados extorsivos 


La modalidad delictiva no es para nada nueva y, a pesar de las recomendaciones policiales (ver aparte), los secuestros virtuales, en algunos casos, siguen siendo muy efectivos. “Juegan con la desesperación de la gente. Y en medio del desconcierto, muchos caen en la trampa”, expresó un investigador a este diario. El número de hechos tuvo un aumento significativo durante los últimos días.

 

Y si bien muchos saben detectar el engaño y, cuelgan el teléfono, otros no tienen la misma suerte. Eso fue lo que le pasó anoche a una mujer de 58 años, vecina de Barrio Hipódromo. La llamaron en plena madrugada y creyó escuchar la voz de su hijo, no se sabe si por confusión o por habilidad de los delincuentes para imitar al joven.

 

“Estoy secuestrado, tenés que entregar la plata que tengas”, rogaban del otro lado de la línea. Aparentemente, la mujer habría intentado en ese momento llamar al joven, pero no habría logrado entablar la comunicación.

 

Las amenazas seguían y la mujer se convenció de que el peligro de que pudieran lastimar al chico iba en aumento. Por eso juntó lo que tenía a mano y la dejó en la puerta del edificio en el que vive, en diagonal 80 y 116. Por orden de los delincuentes, la mujer dejó la bolsa con dinero al lado de un auto rojo.

 

Un minuto más tarde la damnificada pidió auxilio al 911 y la Policía encontró en la cuadra un auto de similares características. Pero fue una falsa alarma, porque en el Fiat 147 que los agentes hallaron a una pareja del barrio que, según los voceros del caso, no tenía nada que ver con la extorsión. “De todas formas, si los ladrones señalaron a ese auto para que fueran a dejar ahí la plata, es porque estaban en la zona vigilando todo”, concluyó un investigador.

 

AYER, TRES CASOS MAS

 

Hubo otros tres secuestros virtuales durante la madrugada de ayer, en el que los ladrones no tuvieron éxito: uno contra un abogado (ver aparte) y otros dos en el barrio de Parque Castelli. Uno de esos casos, ocurrido en 25 entre 63 y 64, estuvo cerca de ser exitoso para los ladrones: el padre empezó a buscar plata para entregar, pero justo antes de que pudiera salir a la calle su hijo llegó de una reunión con amigos.

 

Recién allí la víctima, de 64 años, se dio cuenta de que era todo una artimaña, de acuerdo al relato de los voceros. Distinto fue el caso de una mujer que vive en 71 bis entre 22 y 23, que pudo comunicarse con su hijo por otra línea y corroboró que también intentaban estafarla.

 

En esos dos episodios no hubo simulación de que el que hablaba era la persona en peligro, sino que directamente el que hablaba era un aparente secuestrador, que usaba las amenazas típicas de esta clase de delincuentes.

 

UN ALUVION DE OCHO LLAMADOS

 

La tendencia que encendió la alarma había empezado en las primeras horas del sábado. Durante esa noche y la madrugada del domingo se denunciaron a la Policía cinco episodios de esta clase.

 

En dos de ellos los damnificados terminaron entregando plata, pero en los restantes “los damnificados se avivaron a tiempo, porque conocen la modalidad y directamente cortaron”, explicó un vocero. Suman en total ocho casos en los últimos tres días.

 

Sin dudas, uno de los aspectos que jugó a favor de los delincuentes fue el hecho de que ninguna de las víctimas tiene identificador de llamadas. En el único caso en el que el asaltado pudo ver de dónde se comunicaban, en el robo de Barrio Hipódromo, se leía “número privado”.

 

Por el momento la Policía admitió que no hay ningún sospechoso y que la investigación es ardua pero hasta ahora no disparó ninguna pista concreta para seguir.

 

 Fuente: El Dia 




Au La Plata